CASO HM

Milner describió un caso (1966), de un joven de 27 años, operario, en quien Scoville reseccionó las partes mediales de ambos lóbulos temporales para el tratamiento de la epilepsia rebelde que tenía desde los 10 años de edad y que no se podía controlar con drogas lo que le incapacitaba totalmente. No se supo la causa de la epilepsia pero podría haber estado relacionada con un trauma de cráneo que sufrió a los 9 años, al caer de su bicicleta perdiendo la conciencia por 5 minutos. Se le practicó una incisión de 8 cm de longitud del lóbulo temporal medio, incluyendo la corteza, la amígdala subyacente y los dos tercios anteriores del hipocampo, en un intento desesperado por resolver su epilepsia. Se le quitó el hipocampo junto con una pequeña área medial del lóbulo temporal de ambos lados. Poco después desaparecieron los problemas epilépticos, su coeficiente intelectual (CI) mejoro de 104 a 118 pero no era capaz de aprender cosas nuevas. Así describían su vida: Durante las tres noches que paso en la el hospital (Clinical Research Center), el paciente llamó a la enfermera nocturna y le preguntó, después de muchas disculpas, si le podía decir donde estaba y como había llegado allí. Se daba cuenta perfectamente que estaba en un hospital, pero no era capaz de reconstruir ninguno de los acontecimientos del día anterior. En otra ocasión hizo la siguiente observación: Todos los días son únicos en sí mismos, igual que cualquier alegría o tristeza que pueda tener. A menudo hacía descripciones de su propio estado, diciendo que era como pasear por un sueño. Su experiencia parecía ser la de una persona que comienza a darse cuenta de lo que la rodea, sin llegar a comprender totalmente la información, porque no recuerda lo que acaba de ocurrir. Desde la cirugía este hombre ha presentado una pérdida grave de la capacidad de establecer nuevas huellas de memoria. Tiene un trastorno de memoria casi completo para todas los acontecimientos y experiencias posteriores a la lesión. Vive enteramente con recuerdos a corto plazo de unos pocos segundos de duración y con los recuerdos que conserva de antes de la operación. "Su madre observa que hace el mismo rompecabezas, día tras día, sin mostrar ningún efecto debido a la práctica y que lee las mismas revistas una y otra vez sin encontrar nunca familiares sus contenidos. El mismo olvido se aplica a las personas que ha conocido después de la operación, incluyendo a los vecinos que han visitado regularmente la casa en los últimos 6 años. No ha aprendido sus nombres y no reconoce a ninguno de ellos si los encuentra en la calle. Su reacción emocional inicial puede ser intensa, pero será de corta duración, ya que el incidente que la provoca se olvida pronto. Así, cuando se le informó de la muerte de su tío, al que se hallaba muy apegado, se puso muy mal, aunque enseguida pareció olvidar todo el asunto y de vez en cuando, más adelante, preguntaba cuando iba a venir a visitarles su tío; cada vez que oía de nuevo la noticia de su muerte, mostraba los mismos síntomas de intensa consternación, sin la menor sombra de habituación. El único modo en que este paciente puede mantener información nueva es por repetición verbal continua, produciéndose el olvido tan pronto como esa repetición se ve interrumpida por alguna actividad nueva que llame su atención. Al pedirle que se aprendiera el número 584 pudo repetirlo inmediatamente después durante varios minutos. Sin embargo olvidó el número cuando se distrajo momentáneamente. Tenía grandes problemas de memoria espacial: al trasladarse a una nueva casa, le llevó casi un año aprender el camino para ir a ella. Cuando realizaba las pruebas neuropsicológicas, levantaba la vista repentinamente y decía con cierta ansiedad: "Me pregunto en este momento si he hecho o he dicho algo mal. Sabe Ud.? En este momento lo tengo todo claro, pero qué ha ocurrido inmediatamente antes? Eso es lo que me preocupa. Es como el despertar de un sueño: simplemente no recuerdo. HM mantenía intacta la comprensión del lenguaje. No podía describir su trabajo en el centro de rehabilitación estatal (Colocar encendedores en cajas de cartulina), aun de después de 6 meses de dedicación diaria. Sin embargo llegó a ser "vagamente consciente" de la muerte de su padre y del asesinato del Presidente Kennedy. H M no mejoró su memoria con el paso del tiempo, aunque podía realizar solamente aprendizajes motores. Por ejemplo aprendió a remarcar las líneas del contorno de una estrella mientras miraba su mano y la estrella en un espejo al igual que los sujetos normales cuando aprenden esta tarea. Inicialmente cometió muchos errores que corrigió después de varios días de práctica. La memoria a corto plazo estaba intacta al igual que la memoria del pasado y de la infancia. La cirugía le produjo además una amnesia retrógrada parcial que afectaba los recuerdos de los años previos a la intervención. HM sigue vivo y la Dra. Brenda Milner ha trabajo cerca de 40 años con este paciente en el Instituto neurológico de Montreal y ha tenido que presentarse cada vez que se han encontrado. HM siempre se pone una edad inferior a la que tiene y no se reconoce en una fotografía reciente de sí mismo. Otros posibles casos para ser consultados:

CASO 2 Experiencias de aprendizaje y evocación en animales comisurotomizados

CASO 3 Presentación de un caso con AMNESIA específica por una modalidad sensorial (para las caras).

CASO 4 Presentación de un caso típico de dificultades de aprendizaje.

CASO 5 Amnesia Postraumática: anterógrada y retrógrada. Bibliografía: está lista.

CASO NA

En un juego de esgrima recibió herida que atravesó la estructura del hueso de la nariz y penetro ligeramente en el cerebro. Varios meses después del incidente, N.A parecía totalmente recuperado para un observador casual. Charlaba y actuaba normalmente. Podía mantener conversaciones normales. Pero no parecía ser capaz de retener ningún conocimiento nuevo durante mas de un corto periodo de tiempo. Una vez El Dr. Wickelgren estudiando los problemas de memoria de NA en el Instituto Tecnológico de Massachusetts le paso la siguiente anécdota con NA. Yo había entrado en un pequeño cuarto de descanso del Dpto. de Psicología del MIT, con NA. La conversación fue aproximadamente así N.A escucho mi nombre dijo Wickelgren es un nombre alemán no es así: Yo le dije: no Irlandés NO Escandinavo Si, es escandinavo. Después de tener unos 5 minutos de conversación con el, me fui a mi oficina durante otros 5 minutos aproximadamente. Cuando regrese me miro como si nunca me hubiese visto en su vida y nos presentaron de nuevo. Entonces me dijo: Wickelgren es un nombre alemán no es así: Yo le dije: no Irlandés NO Escandinavo Si. Exactamente la misma secuencia anterior. Aunque las conversaciones con NA parecían ser perfectamente normales, cuando ocurría algo que interrumpía la continuidad de la sesión, todo parecía comenzar de nuevo como ni nada hubiese ocurrido antes. En una de las visitas de NA al MIT trataron de comparar la memoria de NA con la de sujetos normales que participaban en estudios experimentales de memoria. Nunca pudieron ir mas allá de las instrucciones. NA escuchaba las explicaciones del experimento, movía su cabeza y decía: ´¨de Acuerdo estoy listo. Entonces predian la grabadora y ajustaban otros aparatos y cuando el material experimental estaba completo, le decian: esta preparado?. Invariablemente constestaba Preparado para que? Neuropsychologia, 968,6, pp: 211-282. Articulos con experimentos de memoria en HM y NA Cuando a NA se le hicieron tests de memoria para los nombres de los programas de televisión de los años 50 (25 años atrás), su evocación era normal, estaba por debajo de lo normal para los de los años 60 (15 años atrás) y era muy mala para los de los 70, a pesar de que N.A pasaba bastante tiempo viendo televisión. . En tests de nombres de personas famosas de las noticias de actualidad N.A. solamente acierta tres o cuatro nombres entre 20 (la gente normal unos 14 o 15). Pero estos son tests de evocación. A N.A se le pide que evoque los nombres. Cuando los tests son de reconocimiento de nombres y no de evocación, su ejecución es normal.